12.4.17

intervención 2

vinieron taladrados de perla infinita
ancianos mercenaries provenientes de Calcuta
vaciados eternamente de fluidos
y con una sola orden:
morder
pero no supieron esperar la coagulación
de las salivas negras
y se volvieron salamandras
untadas en el óxido del esmeril


d.